PaseArte en Poesía

Your awesome Tagline

2 notes

Poema para no volver a la normalidad

pelukero3anarquico:

El mundo se vuelve repetitivo 

al pasar entre compases

las manos poco a poco

se fueron acostumbrando 

al andar enreredadas

quizas de tanto buscarte

en el fondo de las gavetas 

en la mesita de noche

repitiendose a si mismo 

sin nada mas que acotar al final de la oracion

esperando ya dar todo por perdido

de igual manera que se dan las buenas noches

cuando se apaga la luz.

Walter Combs

6 notes

Despistes

mysweetestinsanity:

Las cosas que uno olvida suelen ser

las que valdría la pena recordar

digamos los ojos de mirar la lluvia

o la casa sin nadie al regresar de un viaje

o el poema perdido en no sé qué obras completas

o la esquina de exilio en que ella estuvo

o el brazo amigo que ya no estará

por más que se anoten en retina o pañuelos

uno queda vacío de ciertos estupores

de insomnios visitados por la muerte benigna

de piernas de mujer que iluminan la calle

o la virtual resaca del arrepentimiento

o el aliento del perro que nos sigue

 así y todo hay etapas que no se borran

aunque soplen agüeros y tempestades

y derrotas sacrílegas nos apabullen 

y el pulso saque cuentas de las urgencias

y sobrevivan huesos y pulpas de la patria

y por qué no la madre y su teta alimenticia

no se borra el cansancio del olvido

ni la frontera en la que el rencor acecha

ni el menosprecio que nos rozó la nuca

esos y otros escombros se refugian

en el currículo del alma vieja.

Mario Benedetti

190 notes

Una vez quise ser hombre

poesiaespanol:

Una vez quise ser hombre
para casarme con mi hermana
que ya lleva tres divorcios.
Para amar a mis amigas
que en cada relación mueren un poco.

Quise ser hombre
para fecundar sus vientres,
no de hijos, sino de poesía,
vino tinto, relojes parados,
unicornios azules.

Para decirle a Josefina
cuanto admiro su forma de entregarse.
Para escribirle a Rosi
esas cartas que no llegan nunca.
Llamar por teléfono a Pilar
que espera tantas tardes.
Llenar de caricias prolongadas
el espacio de Beatriz,
que vive sola
y le tiene miedo a los temblores.

Quise ser hombre,
para amarlas a todas y no sentir más
el frío de sus lágrimas en mi playera,
ni mirarlas apagarse,
ni presenciar sus funerales
en sus ataúdes de treinta años.

Quise ser hombre
para invitarlas a volar el periférico,
a bailar descalzas porque el América
le ganó al Guadalajara,
para llevarlas del brazo hasta una cama
donde no tengan que fingir orgasmos.

Pero soy mujer y, aunque puedo
compartir con ellas la poesía,
escribirles cartas,
llamarlas por teléfono,
llenarlas de caricias prolongadas,
volar el periférico,
bailar descalzas,
secar su llanto,
tocar su alma…

No es suficiente.
No les alcanza.

Porque, desde niñas, aprendieron
que los hombres son un premio al que hay que amar,
sin importar si ellos las aman.

Rosa María Roffiel

(via insaneyesplease)

4 notes

protervidad:



Rodando a goterones solos,
a gotas como dientes,
a espesos goterones de mermelada y sangre,
rodando a goterones,
cae el agua,
como una espada en gotas,
como un desgarrador río de vidrio,
cae mordiendo,
golpeando el eje de la simetría, pegando en las costuras del
alma,
rompiendo cosas abandonadas, empapando lo oscuro.

Solamente es un soplo, más húmedo que el llanto,
un líquido, un sudor, un aceite sin nombre,
un movimiento agudo,
haciéndose, espesándose,
cae el agua,
a goterones lentos,
hacia su mar, hacia su seco océano,
hacia su ola sin agua.

Veo el verano extenso, y un estertor saliendo de un granero,
bodegas, cigarras,
poblaciones, estímulos,
habitaciones, niñas
durmiendo con las manos en el corazón,
soñando con bandidos, con incendios,
veo barcos,
veo árboles de médula
erizados como gatos rabiosos,
veo sangre, puñales y medias de mujer,
y pelos de hombre,
veo camas, veo corredores donde grita una virgen,
veo frazadas y órganos y hoteles.

Veo los sueños sigilosos,
admito los postreros días,
y también los orígenes, y también los recuerdos,
como un párpado atrozmente levantado a la fuerza
estoy mirando.

Y entonces hay este sonido:
un ruido rojo de huesos,
un pegarse de carne,
y piernas amarillas como espigas juntándose.
Yo escucho entre el disparo de los besos,
escucho, sacudido entre respiraciones y sollozos.

Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma
en la tierra,
y con las dos mitades del alma miro al mundo.

y aunque cierre los ojos y me cubra el corazón enteramente,
veo caer un agua sorda,
a goterones sordos.
Es como un huracán de gelatina,
como una catarata de espermas y medusas.
Veo correr un arco iris turbio.
Veo pasar sus aguas a través de los huesos.


Agua Sexual - Pablo Neruda

259 notes

… Amo a las mujeres desde su piel que es la mía.
A la que se rebela y forcejea con la pluma y la voz desenvainadas,
a la que se levanta de noche para ver a su hijo que llora,
a la que llora por un niño que se ha dormido para siempre,
a la que lucha enardecida en las montañas,
a la que trabaja -mal pagada- en la ciudad,
a la que gorda y contenta canta cuando echa tortillas
en la pancita caliente del comal,
a la que camina con el peso de un ser
en su vientre enorme y fecundo.
A todas amo y me felicito por ser de su especie.
Gioconda Belli (via solunart)

(via flor-deoro)

25 notes

Ensoñaciones

poesiaespanol:

Despierto y sueño de nuevo, me hundo en ellas una y otra vez,

Tontas ensoñaciones que intentan revivir algo que no  puede ser.

Tiempo desperdiciado luchando y entrenándome para cuando llegaran estos momentos

y darme cuenta que no sirvió de nada.

Vuelvo  a los sueños y pesadillas tan realistas que pierdo el sentido de lo cierto

Hurgo en un pasado que ya expiró y como necia trato de traerlo al presente

¿Es que acaso olvide todo el daño que me causó? Todo  lo que me costó recuperarme…

 Son esos infames momentos de soledad los que me hacen volver a meterme en esas aguas profundas de las que hace tan poco tiempo pude salir.

Aunque no lo logré sola…

Emi Barrios

#EmiBarrios #Venezuela #Poesía

(via losrecuerdosderaquel)

123 notes

Te quiero

poesiaespanol:

Te quiero,
de sombra,
tinta y de papel.
A un lado,
a mi costado
y en mi piel.
Te quiero
brotando
en mis poros
profunda,
profunda,
brotando
de mi ser.
Te quiero
noche y dia,
te quiero
hasta más
no poder.
De sol y luna
hasta el amanecer,
de mi beso a tu boca
te quiero,
te quiero
te lo digo
una y otra
vez..

Enrique Urueta

#Enrique Urueta #México #Poesía 

(via losrecuerdosderaquel)

5 notes

La inmovilidad de mi espiritu

casarafaelavega:

  Algo como eso,
          me temo que no existe.
Inmovil yo?
con un alma pululando de colores,
Todos los colores girando a gran velocidad  
y sin rumbo son blancura
Eso es lo unico que ves
No te engañes
mi silencio es la forma mas elocuente que tengo de hablar
Y esa mirada que no encuentras
te mira fijamente desde otra direccion
Si, es posible que estè huyendo
Con tu nombre entre dientes y
En mis manos una cuenta pendiente con tu piel.

Rafaela